Artículos de prensa

En los últimos años, ZinCo ha querido dar un paso más, y aumentar su compromiso con la sociedad tanto a nivel ambiental como social, creando una gama de productos motivada en resolver problemas ambientales a Escala Urbana. En este sentido las soluciones ZinCo a Escala Urbana tienen como objetivo implementar nuevas soluciones técnicas en los sistemas de cubiertas verdes para disminuir la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia de las ciudades frente a los efectos del cambio climático.

Evaluación de la sostenibilidad

La Declaración Ambiental de Producto DAP (Environmental Product Declaration EPD) es un instrumento que proporciona una descripción bien fundamentada del impacto ambiental de los productos de construcción a lo largo de su ciclo de vida, así como de sus propiedades funcionales y técnicas.

En la actualidad está surgiendo la necesidad de acercar la naturaleza a las ciudades y las personas. Está demostrado que estar en contacto con la naturaleza, en especial con la vegetación incrementa el bienestar ofreciendo mejoras psicológicas y físicas e incrementando su resistencia de las personas frente a adversidades (enfermedades, situaciones de estrés, …).

En este sentido una rehabilitación de los edificios y en especial de las cubiertas ajardinadas puede ofrecernos una gran oportunidad para llevar a cabo este cometido.

Centro de Residuos Amager, Copenhague, Dinamarca

En Copenhague, una concepción original y audaz para el diseño de una incineradora de residuos se ha hecho realidad de manera impresionante. Desde su inauguración en Octubre de 2019, el Centro de Residuos Amager en Copenhague, con su cubierta de 16.000 m² ha proporcionado deporte y diversión para la práctica del esquí con sus cuatro remontes.

El nuevo Centro Cultural de la Fundación Stavros Niarchos (SNFCC) es un símbolo de educación, cultura y sostenibilidad, tanto para Grecia como a nivel mundial. Los edificios, que albergan la Ópera Nacional Griega (NGO) y la Biblioteca Nacional de Grecia (NLG), están integrados en un parque que se extiende sobre un área de 17 hectáreas. El parque Stavros Niarchos con sus olivos y su exuberante vegetación mediterránea, se eleva hasta una altura de 32 m desde el nivel del suelo en las cubiertas de los edificios.

Cada vez somos más conscientes sobre los beneficios que aporta el contacto con la vegetación en nuestra vida cotidiana, no solamente en nuestra salud, también en los edificios y en el conjunto de la ciudad. Los ciudadanos reclaman dichos beneficios positivos que proporciona la cercanía de la naturaleza y en este sentido muchas administraciones locales ya están trabajando en iniciativas para promover estas infraestructuras verdes. Por otro lado, el cambio climático es ineludible y los ciudadanos son cada vez más conscientes de su papel para reducir sus causas y sus efectos.

El cambio climático global y el imparable desarrollo de las áreas metropolitanas desafían a la arquitectura moderna a buscar nuevas soluciones constructivas. En la actualidad se añaden nuevos desafíos como el sellado progresivo de las superficies en el planeta, especialmente en los centros urbanos, y el aumento de fuertes episodios de lluvias que conducen a graves inundaciones. Para contrarrestar estos efectos en las ciudades, las cubiertas verdes permiten una mejor gestión del agua de lluvia por su capacidad de infiltración y de retención de agua.

La necesidad humana de contacto con la naturaleza y de entornos verdes junto con la creciente tendencia a la urbanización y al sellado de superficies que previamente eran naturales, hacen necesarias nuevas soluciones y nuevos enfoques en la arquitectura contemporánea. Por ello, urbanistas y arquitectos perciben progresivamente la creación de cubiertas verdes en entornos urbanos como una manera responsable de compensar la pérdida de espacio natural por el incremento del desarrollo urbano.

El cambio climático global y el imparable desarrollo de las áreas metropolitanas desafían a la arquitectura moderna a buscar nuevas soluciones constructivas.

La creciente tendencia a la urbanización y al sellado de superficies que previamente eran naturales por un lado, y la necesidad humana de entornos verdes y el contacto con la naturaleza, por otro lado, hacen necesarias nuevas soluciones y nuevos enfoques en la arquitectura contemporánea. Por ello, urbanistas y arquitectos perciben progresivamente la creación de cubiertas verdes en entornos urbanos como una manera responsable de compensar la pérdida de espacio natural por el incremento del desarrollo urbano.