-->

Cubiertas extensivas

Las cubiertas extensivas se caracterizan por poseer una vegetación tapizante de plantas en su mayoría autóctonas, propias de la región en donde se ubica el edificio. Las plantas deben ser resistentes, ya que sobre las cubiertas pueden estar sometidas a fuertes vientos, heladas o excesiva radiación solar, especialmente en la época estival. También deben ser regenerables y ser capaces de soportar épocas de escaso riego por precipitaciones naturales o por riego aritificial (por goteo). Dentro de la gran familia de suculentas, musgo y hierbas naturales, pueden encontrarse en cada región multitud de plantas autóctonas aptas para formar una alfombra natural que cumpla las condiciones para ser denominada “cubierta extensiva”. Además, la cubierta extensiva se caracteriza por precisar un mantenimiento muy reducido, que puede limitarse a dos o tres visitas de inspección y control al año.

La vegetación extensiva se ajusta estéticamente a su entorno natural y varía con las diferentes estaciones del año. Recomendamos prever un riego adecuado por goteo. Algunas regiones españolas con precipitaciones abundantes pueden prescindir del riego artificial.

Consulte a nuestros expertos en cubiertas extensivas, ya que cada región española ofrece características propias para construir cubiertas sostenibles.