-->
Cubiertas ajardinadas

Ventajas de las cubiertas verdes en caso de lluvias torrenciales e inundaciones

13. ¿De qué forma contribuyen las cubiertas verdes en el caso de inundaciones?

Sobrecarga por lluvias torrenciales de un sumidero

Los cambios en el paisaje natural provocados por la intervención humana afectan inevitablemente a los ciclos naturales medioambientales; la expansión y el desarrollo de las ciudades suponen cambios significativos en el medio ambiente. La construcción de carreteras y edificios sella el suelo natural e impide que éste pueda absorber el agua de la lluvia; así, las aguas pluviales pasan por encima de las superficies selladas y se acumulan, con sus posibles agentes contaminantes, en los sistemas de desagüe. Cuando se dan precipitaciones fuertes o lluvias torrenciales, los sistemas de desagüe se colapsan por la gran cantidad de agua que reciben en un intervalo de tiempo muy corto.

Gota de agua sobre una hoja

Las cubiertas ajardinadas contribuyen a recuperar los ciclos naturales del agua porque permiten retener aguas procedentes de las precipitaciones; dependiendo del tipo de cubierta, el agua que llega a los dispositivos de desagüe puede disminuir hasta un 90%. Las plantas pueden utilizar el agua retenida para sus procesos naturales y, como consecuencia, la cubierta ajardinada acondiciona su entorno por evapotranspiración.

 

El drenaje adecuado del sistema

El agua sobrante puede reutilizarse recogiéndola en cisternas u otros depósitos. Si no se recoge, el agua sobrante llega retrasada al punto de desagüe porque primero se filtra por las diferentes capas del sistema de la cubierta verde. Esto significa que llega menos cantidad de agua al mismo tiempo al sistema de desagüe, evitándose así el colapso del mismo.